La mejor forma de poder realizar esta limpieza es mediante agua osmotizada ya que nos evita el tener que secar y a su vez, elimina aquellos restos de minerales que disminuyen la productividad del panel solar. Ofertamos a nuestros clientes un novedoso sistema, que por medio de agua tratada y a través de una herramienta específica, consigue obtener una limpieza prácticamente total de la zona a limpiar.