Afectaciones en las fachadas

Mantener el edificio en condiciones óptimas tanto en el interior como en el exterior es un indicador del carácter de la propiedad, es por eso que es imprescindible mantenerlo siempre en las mejores condiciones posibles. Es obligación de la propiedad, tanto si es única como colectiva, mantener en buen estado la fachada de su edificio. Un edificio en buenas condiciones y atractivo es una carta de presentación infalible para cualquier visitante que se acerque.

Hay muchos factores adversos que pueden afectar al estado de una fachada. La continua exposición a la intemperie, las incidencias meteorológicas, largas horas de insolación y los cambios de temperatura afectan directamente a la capa externa de las construcciones.

La lluvia representa un factor de erosión y afectación muy importante. Cuando llueve las partículas de suciedad que están sobre la superficie son arrastradas hasta el interior de los materiales porosos del revestimiento. Cuando sucede este proceso la fachada queda manchada permanentemente y da una imagen de deterioro.

La eflorescencia son unas manchas blanquecinas fruto de la humedad. Son el resultado de la acción de la lluvia al traspasar materiales porosos. Cuando sucede emergen sales minerales creando estas características manchas blancas. Las eflorescencias pueden surgir en muchos tipos de materiales como hormigón o cerámicos.

Las partículas en suspensión producidas por la contaminación son otro factor de riesgo que afecta a la suciedad de las fachadas y mucho. Las partículas más perjudiciales son las producidas por los motores de combustión interna. Estas substancias pueden llegar a les las causantes del 40 % de la suciedad acumulada.

Los grafitis o pintadas, así como la cola de carteles u otros elementos adheridos también contribuyen a la degradación de los materiales y al prejuicio estético del inmueble.

Como limpiar fachadas de edificios

Según los materiales de cada construcción, la geometría y las características del diseño hay que escoger el sistema más indicado. Antes de empezar a trabajar hay que marcar un plan de actuación adecuado a las características del inmueble.

Los sistemas de limpieza deben estar diseñados para preservar los materiales de la fachada. Tienen que evitar la corrosión de los elementos y preservar los componentes ornamentales de posibles daños.

Para tales efectos es habitual utilizar técnicas superficiales y poco abrasivas. Hay que reblandecer la suciedad y evitar que penetre más en los materiales.

En caso de poder mecanizar la actuación, la técnica común es la proyección de agua a baja o alta presión sobre las paredes. Esta técnica retira las partículas de polvo, arenilla y suciedad sin dañar el revestimiento. Se puede aplicar sobre muchos tipos de superficies como cerámicas, hormigones, metálicas, plásticas, vidrios o madera.

La limpieza de cristales es un caso especial. Suele ser necesaria la actuación humana por parte de especialistas. En este caso, es habitual que se necesite de maquinaria para facilitar el acceso y acomodación al trabajo por parte de los operarios.

Mantener la fachada limpia

Para mantener la fachada de un edificio en condiciones se debe de seguir un correcto mantenimiento de esta. Este puede ser de dos tipos:

  • Preventivo: consiste en la inspección periódica y la adecuada limpieza de los materiales. Se recomienda hacerlo anualmente. El objetivo es mantener el buen estado de la fachada y evitar posibles problemas de deterioro de los materiales.
  • Correctivo: se trata de realizar actuaciones puntuales cuando surgen defectos concretos. Una limpieza de grafitis ocasional sería un buen ejemplo. Es importante efectuar el mantenimiento correctivo con la máxima inmediatez en cuanto surge el problema, si se deja mucho tiempo la suciedad se interioriza más en los materiales y cuesta más de retirar.

En Evobac disponemos de personal calificado para estas actuaciones con muchos años de experiencia. Igualmente, disponemos de la maquinaria requerida y de la formación para manipularla. Encontrar una empresa de mantenimiento de confianza no es fácil. Recurre a aquellas que puedan ofrecer reseñas de su buen trabajo, que te ofrezcan proyectos personalizados y dispongan de los medios necesarios para cubrir tus necesidades.

Abrir chat