La certificación de calidad ISO 9001 sirve para demostrar que las empresas cumplen con los estándares que aseguran la corrección de sus prácticas, la fiabilidad de sus operaciones y en este caso la buena gestión de la calidad.

Es muy importante que una empresa cuente con esta certificación pues es la manera de demostrar el buen funcionamiento de esta y el trabajo por la mejora continua.

Mejorar la gestión de la calidad

La norma ISO 9001 fue ideada y desarrollada con la intención de mejorar la relación empresa/cliente porque certifica la calidad de los servicios o productos ofrecidos a la vez que ayuda a encontrar oportunidades de mejora en el funcionamiento de las empresas.

Estas normas las crea y regula la Organización Internacional de la Normalización (International Organization for Standarization), una federación mundial de organismos de normalización. Estos organismos estatales establecen unas normas para estandarizar la producción, hacer las cosas iguales para facilitar su uso y comercialización.

La norma ISO 9001:2015 es la última versión de esta normativa, anula y substituye a la de 2008. La primera edición fue en el año 1987.

Beneficios de la norma ISO 9001

Los beneficios de la aplicación de la norma son:

  • Demostrar la capacidad de proporcionar servicios o productos con regularidad satisfaciendo las necesidades de los clientes, de la legislación y los reglamentos pertinentes.
  • Facilitar oportunidades para aumentar la satisfacción del cliente.
  • Abordar los riesgos y oportunidades asociadas con su contexto y objetivos.
  • Poder demostrar con requisitos del sistema de gestión de la calidad especificado.

Las organizaciones deben adaptarse a un entorno dinámico y complejo. Las formas de mejorar pueden ser variadas: la corrección de errores, la mejora continua, realizar un cambio abrupto, la innovación o la reorganización.

Una buena gestión de la calidad nos permitirá demostrar a los clientes lo bien que trabajamos. Los principios de la gestión de la calidad son:

  • Enfoque al cliente
  • Liderazgo
  • Compromiso de las personas
  • Enfoque a procesos
  • Mejora
  • Toma de decisiones basadas en evidencias
  • Gestión de las relaciones

¿Cómo se mejora la gestión de la calidad?

Esta normativa se basa en tres pilares: el enfoque a procesos, el ciclo PHVA y el pensamiento basado en riesgos.

El enfoque a procesos significa dividir todas las operaciones e interacciones de manera que resulte fácil realizar un seguimiento y estudio de los mismos con el fin de asegurar el cumplimiento los mismos de manera eficaz y mejorarlos con base en la evaluación de datos e información.

El ciclo PHVA significa Planificar-Hacer-Verificar-Actuar. Es un sistema para tomar decisiones referentes a cualquier tipo de proceso empresarial.

El pensamiento basado en riesgos ayuda a la mejora continua de la empresa y es esencial para lograr una gestión de la calidad eficaz. Las oportunidades pueden surgir de situaciones favorables buscadas o como resultado de un riesgo inesperado. El riesgo es fruto de la incertidumbre y esta puede tener efectos positivos o negativos. Una empresa que trabaja pensando en los riesgos tendrás más oportunidades de obtener rendimiento de ellos.

Certificación Evobac

En Evobac estamos certificados con la norma ISO 9001:2015 que asegura la buena gestión de la calidad y el incansable esfuerzo que realizamos tras la mejora continua. Esto se refleja, no solo en la certificación, sino en los buenos resultados obtenidos con nuestros clientes.

Abrir chat